...

Windtarifa Te da la bienvenida
Windtarifa.com Guia de Tarifa

     
 
     
     
  . . . .
         

Con el transcurso del tiempo aquellos remotos antepasados se modificaron y se adaptaron perfectamente al medio líquido, hasta convertirse en los cetáceos de la actualidad. El tetrápodo ancestral se transformó en un ser aerodinámico. Sus patas posteriores desaparecieron, y las anteriores adoptaron la forma de aletas. Como único órgano propulsor desarrollaron una potente aleta caudal que, a diferencia de la de los peces, es horizontal y bate el agua de arriba abajo. De este modo, aunque los cetáceos se han independizado totalmente de la tierra, siguen "galopando" por el mar, como sus antepasados lo hacían por las estepas. En ciertas épocas del año los cetáceos, reunidos en grupos, realizan larguísirnos viajes.

Los cetáceos son mamíferos y, por tanto, paren sus crías y luego las amamantan. La tradición los ha mencionado erróneamente como "peces". Los demás mamíferos marinos -focas, leones marinos y vacas marinas- no han logrado independizarse totalmente de la tierra. Temporalmente visitan las costas y desde ellas parten nadando por el mar siempre a distancia regular. Para algunos de ellos la tierra firme son los témpanos de hielo, y a veces se dejan llevar a la deriva subidos en un iceberg.
Para sobrellevar los rigores de la vida en el mar helado les es muy útil la espesa capa de grasa que tienen bajo la piel. Pero esa capa es también su perdición, pues desde hace miles de años la piel y grasa de focas, osos polares y ballenas ha sido codiciada por los hombres. Mientras el esquimal cazaba la foca sólo como alimento y materia prima de vestido, y los balleneros usaban arpones de mano que arrojaban desde pequeñas embarcaciones, estos animales no estuvieron seriamente amenazados. Pero desde el momento en que el hombre inició su Persecución empleando los medios de la técnica moderna, estos seres quedaron al borde de una total aniquilación. Algunas especies se han extinguido y otras, que aún sobreviven, se ven cada vez más diezmadas.
La historia. de los mamíferos marinos es la de las enormes ballenas y sus pequeños parientes cercanos, los alegres delfines. Es también la de las focas, tan torpes en tierra como diestras en las aguas. Es, por último, la del solitario oso polar de los campos de hielo del norte. Es, en fin, la historia de la codicia e insensatez humanas.
Los saurios de hace ciento setenta millones de años, ya extinguidos, eran ciertamente animales voluminosos. Pero la ballena azul es mucho mayor. Con sus 30 metros de longitud y hasta 130 toneladas de peso es decir, tan grande como 2.000 hombres es el mayor animal de que se tiene noticia. Su corazón tiene el tamaño de un buey y la lengua pesa tanto como un elefante.

PAGINA 1 2 3 4 5        
         
 

Windtarifa.com Web

 
Aviso Legal WindTarifa® es una marca registrada © 1997-2019 SSL Secure Website